INCONTINENCIA URINARIA EN LAS MUJERES, ¿INFLUYE EN LA CALIDAD DE VIDA?

La incontinencia urinaria (IU) afecta a 1 de cada 4 mujeres en España a partir de los 35 años. Es un padecimiento frecuente en mujeres y afecta el bienestar físico, psicosocial, económico y familiar. A pesar de que las cifras son elevadas y su gran impacto en la calidad de vida de las personas que la padecen, la IU continúa siendo un tabú; generando un gran desconocimiento sobre cuáles son sus causas y qué podemos hacer.

Por qué sucede

La IU es la pérdida de control de la vejiga o la pérdida de orina. Los riñones producen orina, que se almacena en la vejiga. La vejiga tiene músculos que se contraen cuando necesitas orinar. Cuando el músculo de la vejiga se contrae, la orina sale a través de un tubo que se llama uretra. Al mismo tiempo, el músculo del esfínter alrededor de la uretra se relaja y provoca que la orina salga del cuerpo.

La incontinencia sucede cuando los músculos de la vejiga se contraen y los músculos del esfínter no son los suficientemente fuertes como para cerrar la uretra. Esto causa una necesidad urgente y repentina de orinar que tal vez no puedas controlar. La presión que se ejerce cuando te ríes, estornudas o haces ejercicio puede causar la pérdida de orina. También puede ocurrir si hay un problema con los nervios que controlan los músculos de la vejiga y la uretra. La IU te hace perder una cantidad pequeña de orina u orinar mucho de golpe.

Tipos de incontinencia

La IU de urgencia es la pérdida involuntaria de orina acompañada o precedida por el deseo repentino de orinar.

Por rebosamiento: tienes goteo de orina frecuente o constante debido a que la vejiga no se vacía por completo.

De esfuerzo: pérdida involuntaria de orina relacionada con los esfuerzos físicos (toser, estornudar o reír).

La IU mixta es la pérdida involuntaria de orina relacionada con la urgencia o el esfuerzo físico.

La IU de esfuerzo es el tipo más frecuente de incontinencia en las mujeres de 25 a 65 años. Este tipo de incontinencia es la más frecuente en la mayoría de las pacientes, además de la incontinencia urinaria mixta. Desde el punto de vista social y personal, la incontinencia urinaria de esfuerzo afecta la autoestima de la paciente, implica aislamiento y reduce la calidad de vida.

Los factores de riesgo más frecuentes implicados en la incontinencia urinaria de esfuerzo son: edad, paridad, obesidad, estreñimiento, deficiencia de colágeno, prolapso genital y enfermedad pulmonar obstructiva crónica y neurológica

Ejercicios de Kegel

Fueron creados en la década de 1940 por el médico ginecólogo Arnold Kegel, como un medio para prevenir y solucionar la incontinencia urinaria en mujeres tras el parto. Kegel ideó unos ejercicios que se basaban en la contracción de la musculatura del suelo pélvico y comprobó que tenían muy buenos resultados.

Los ejercicios de Kegel o ejercicios de contracción del músculo pubocoxígeo son un conjunto de técnicas dirigidas a mejorar el tono de la musculatura del suelo pélvico.

Contraiga lentamente subiendo los músculos hacia dentro tan fuerte como pueda, aguante la tensión durante 5 segundos y relaje a los 10 segundos. Repita esta secuencia 10 veces mañana, tarde y noche. Se puede hace lo mismo de manera rápida contrayendo y relajando sin esperar.

Aumente de manera progresiva a 15 contracciones (unas lentas y otras rápidas) tres veces al día Adquiera el hábito de realizar los ejercicios asociados a alguna actividad cotidiana, contestar el teléfono, usar el ascensor, cuando se espera en un semáforo etc. Si es constante y regular se puede empezar a notar la mejoría en 6 semanas.

Complementos alimenticios

Tomar algunos complementos alimentarios puede también ayudarte a reducir la IU. Las semillas de calabaza favorecen el fortalecimiento del suelo pélvico y los músculos del esfínter uretral y ayudan a relajar la pared vesical. Por su parte, las semillas de soja son ricas en fitoestrógenos que mejoran la funcionalidad de la mucosa uretral y ayudan a controlar la función urinaria.

En nuestra farmacia encontrarás diferentes opciones. No dudes en visitarnos para ampliar la información. ¡No estás sola! Juntas podremos ayudarte a mejorar la IU.

La actividad física: un tratamiento para la diabetes

¿Sabías que, incluyendo un buen plan de ejercicios en tu vida diaria, contribuyes a mejorar tu diabetes? Además, aumentar el nivel de actividad física puede proporcionar muchos otros beneficios para tu salud y para tu vida en general.

El número de personas con diabetes tipo 2 aumenta cada año y mucha gente la padece sin ni siquiera saberlo. La inactividad física es un factor de riesgo para el desarrollo de la diabetes tipo 2 pero, afortunadamente, podemos tomar el control sobre nuestro nivel de actividad física y adoptar cambios que podrían marcar la diferencia.

El ejercicio es fundamental para el tratamiento de la diabetes tipo 2, además de tener un papel importante en la prevención de la enfermedad. La actividad física, combinada con cambios en los hábitos alimentarios, te ayudará a mantener o perder peso. Los efectos de la actividad física y la pérdida de peso resultante harán que la insulina del cuerpo sea más eficiente, lo que reducirá los niveles de azúcar en sangre.

Estos son algunos ejemplos de los beneficios potenciales de la actividad física:

  • Promueve una sensación de bienestar
  • Mejora la calidad del sueño
  • Reduce los niveles de colesterol en sangre
  • Amplía tu esperanza de vida.

¿Cuáles son los efectos del ejercicio sobre la glucemia? 

Durante el ejercicio, los niveles de azúcar en sangre disminuyen a medida que va aumentando el efecto de la insulina en el cuerpo. El papel de la insulina es el de facilitar el consumo de glucosa (azúcar) por parte de las células, que lo utilizan como combustible. Este efecto reductor del azúcar en la sangre se mantiene hasta 12 horas después de hacer ejercicio. 

El ejercicio regular conduce a una normalización de los niveles de azúcar en sangre, que puede acabar haciendo que necesites menos medicación. Por lo tanto, tu médico puede sugerirte que reduzcas la dosis de tus medicamentos, incluida la insulina, si la utilizas. Además, una actividad física regular reduce lo que se denomina el nivel de hemoglobina glicosilada. Esta medida, realizada mediante un análisis de sangre, permite estimar los niveles medios de azúcar en la sangre durante los últimos tres meses y, por tanto, es un fiel reflejo del control de la diabetes.

Ejercicio y diabetes tipo 1

Cuando se diagnostica diabetes tipo 1, significa que el paciente debe inyectarse insulina a diario. Al realizar ejercicio, los niveles de azúcar en sangre pueden bajar provocando hipoglucemia. De hecho, el miedo a la hipoglucemia a menudo dificulta la práctica de deporte en personas que viven con diabetes tipo 1, lo que es una pena. Y es que la realidad es que no hay ninguna razón para abstenerse de hacer ejercicio porque se esté tomando insulina; de hecho, son muchos los beneficios de hacerlo. Es probable que sólo tengas que ajustar las dosis de insulina o controlar el azúcar en la sangre de manera más exhaustiva.

¿Cómo empezar sin agobiarse? 

Hacer cambios significativos en el estilo de vida requiere motivación y paciencia. Está en nuestras manos encontrar la manera más divertida y efectiva de recuperar la forma. Estos consejos te pueden ayudar a conseguirlo.

  • Habla con tu médico sobre de tu intención de hacer ejercicio más en serio. Pídele consejo, teniendo en cuenta tu situación médica. 
  • Comienza lentamente y hazlo por etapas. Entre otras cosas, esto te ayudará a evitar lesiones y mantener tu motivación. Por ejemplo, puedes comenzar con un objetivo de 15 minutos tres veces a la semana y luego aumentar la duración y la frecuencia de las sesiones. Idealmente, debería orientarse a al menos 150 minutos de ejercicio de intensidad moderada a la semana, repartidos en al menos cinco días.
  • Intenta que el ejercicio forme parte de tu día a día, teniendo en cuenta tu estilo de vida y tus obligaciones laborales y familiares. Elige actividades físicas que realmente te gusten y no lo veas como una obligación. 
  • Bebe mucha agua durante el ejercicio para prevenir la deshidratación y toma un tentempié antes de comenzar, si es necesario.
  • Haz estiramientos antes para evitar lesiones.
  • Lleva siempre una pulsera o tarjeta que indique que tienes diabetes.
  • Evita entrenar si estás enfermo o en temperaturas extremas (demasiado calor o demasiado frío).

La aromaterapia y los aceites esenciales

La aromaterapia usa combinaciones aromáticas elaboradas a partir de plantas, o aceites esenciales para prevenir y curar múltiples dolencias o patologías. Se trata de una terapia que ha cogido impulso en los últimos años gracias a que se han puesto de manifiesto los numerosos beneficios de los aceites esenciales en nuestro día a día.

¿Cuáles son estas virtudes tan maravillosas?

Publicaciones científicas evidencian cada vez más la eficacia de la aromaterapia con diversos fines. Por ejemplo, para mejorar el sueño, la reducción del estrés, la ansiedad, la depresión e incluso como sedante y calmante, entre muchos otros.

Otra de las ventajas se basa en el hecho de que los aceites esenciales penetran a través de los pequeños vasos capilares y son transportados a todo el organismo mediante el torrente sanguíneo. Esta facilidad de absorción de la piel, permite que los componentes activos penetren directamente en el organismo, por lo que en muchas ocasiones, su efecto actúa en tan solo 20 minutos. 

Además de hidratar y nutrir en superficie, lo más importante de los aceites esenciales son sus virtudes relajantes, tonificantes o descongestivas, captadas al instante por el olfato y que constituyen toda una ciencia curativa: La aromaterapia.

La memoria asociativa de aromas y situaciones ha generado que se recurra a los aceites esenciales para uso terapéutico, dado que la conciencia registra el aroma y lo relaciona con la ambientación. 

¿Cuál es su procedencia?

Hay tantos tipos de aceites esenciales como plantas. El proceso de creación de un aceite esencial es físico (destilación o extracción), no químico, con lo que se consigue mantener las propiedades específicas de la planta de la cual se obtiene, y en una alta concentración.

Los aceites se extraen de las plantas aromáticas mediante el proceso de destilación al vapor de agua. Enriquecido en aceite esencial, el vapor pasa por un serpentín donde se enfría y se condensa. Al tener diferentes densidades, el óleo se separa de la fase acuosa y queda recogido en un matraz colector.

¿Cómo se aplican?

Existen diversos métodos de aplicación de los aceites esenciales. Los tres más comunes son:

Ingeridos: los aceites esenciales son muy eficaces, pero su dosis y contraindicaciones siempre tienen que ser estrictamente respetadas. Hay que diluirlos en miel, azúcar o aceite vegetal. No se diluyen en agua. También se pueden adquirir en cápsulas gastrorresistentes, supositorios y óvulos.

Por inhalación: en aromaterapia el uso de difusores de aceites esenciales es muy común. El aceite es difundido en el aire y absorbido por las vías respiratorias llega así al cerebro, donde ejerce su acción terapéutica psico-emocional.

Por vía tópica: algunos aceites esenciales se pueden aplicar a través de la piel, ya que, como hemos comentado anteriormente, penetran a través de los pequeños vasos capilares y son transportados a todo el organismo mediante el torrente sanguíneo, con cierta velocidad. Se los suele combinar generalmente con cera, ungüento, crema o loción corporal.

Trucos para mantener los pies bonitos durante todo el verano

Si eres de los que entierran los zapatos cerrados de mayo a septiembre, y alarga todo lo posible la temporada de sandalias, te interesará leer esto. Los pies se lucen más que nunca pero también es la época más difícil para mantenerlos cuidados: la exposición solar, las superficies calientes como la arena, piedras o rocas, pueden dejar a nuestros pobres pies secos, ásperos y con los talones agrietados. A continuación te mostramos cómo protegerlos para mantenerlos perfectos durante toda la temporada:

1 – Exfolia al menos una vez a la semana

Esto ayudará a deshacerte de las células muertas de la superficie, haciendo que se vean y se sientan más suaves. Además, hará que la hidratación que apliquemos a continuación penetre mejor y por tanto sea más eficaz. 

2 – La gran piedra pómez

Es recomendable usar piedra pómez para suavizar las callosidades. Se utiliza frotando suavemente la epidermis dura y seca de los talones. El resultado no es inmediato, se debe realizar de dos a tres veces por semana para empezar a notar efectos.

3 – Hidratación 

Los talones en verano se secan porque están constantemente al aire libre y en contacto con el zapato, por lo tanto tienden a secarse más fácilmente que el resto del pie. El talón también está protegido por una piel más gruesa, lo que significa que es menos penetrable y requerirá un poco más de esfuerzo para retener la hidratación. Aplica una loción o aceite inmediatamente después de la ducha para retener la humedad que tus pies ya han absorbido. También puedes aplicar cremas hidratantes o mascarillas específicas durante toda la noche, con calcetines que ayuden a potenciar el efecto de la hidratación.

4 – No olvides la protección solar en los pies 

Mucha gente se olvida de aplicar un buen protector solar en los pies, craso error. La piel de los dedos también necesita protección y además, las uñas están hechas de proteínas y son tan vulnerables como la piel. Para eso están las cutículas, que sellan la humedad y protegen el crecimiento de nuevas uñas a medida que emergen de la base de la uña. El sol, el viento y la arena pueden secar las cutículas.

5 – Deja que las uñas respiren

Dado que las uñas son una parte viva de nuestro organismo, necesitan un descanso para «respirar» de vez en cuando, de modo que puedan continuar con patrones de crecimiento saludables y deshacerse de los residuos químicos. Dales a tus pies un descanso del esmalte de uñas una vez al mes durante unos días o una semana. Esto ayudará a prevenir la decoloración, especialmente si te gusta usar esmaltes de uñas de color oscuro, y mantener a la larga unas uñas de aspecto saludable y bonito.

6 – Cambia de calzado

Ni taconazo, ni zapato demasiado plano. Así como los tacones son perjudiciales para el puente del pie, también hay que evitar los zapatos de suela fina o con poco relleno, que pueden fomentar que los pies se agrieten al poner demasiada presión sobre la piel y no estar el peso bien compensado. Hay que combinar las sandalias con zapato cerrado y cómodo y, si fuera necesario, usar plantillas para compensar incorrecciones a la hora de apoyar el pie. 

NUTRICIÓN SALUDABLE

Una alimentación saludable consiste en ingerir una variedad de alimentos que te brinden aquellos nutrientes que necesitas para mantenerte sana, sentirte bien y tener energía. Estos nutrientes incluyen las proteínas, los carbohidratos, las grasas, el agua, las vitaminas y los minerales.

En nuestra dieta deben estar presentes todos los alimentos de los grupos de la pirámide alimentaria y disminuir, todo lo posible, los alimentos que te aportan más calorías que energía, como dulces, bollería, golosinas, fast food (comida rápida) y refrescos. Los nutrientes son los componentes de los alimentos que necesitamos para desarrollar nuestras funciones vitales y, en definitiva, para vivir. No los ingerimos directamente, ya que forman parte de los alimentos. 

Diferencias entre alimentación y nutrición

La alimentación, es un acto consciente, voluntario, educable y social por el cual proporcionamos a nuestro cuerpo los alimentos. Mientras que la nutrición, es un acto involuntario, inconsciente, que comprende los procesos fisiológicos de digestión, absorción, transporte, utilización y eliminación de los nutrientes.

Beneficios de una alimentación saludable

  • Mejora el rendimiento intelectual.
  • Nos proporciona defensas contra la enfermedad.
  • Nos ayuda a protegernos de algunos tipos de cáncer.
  • Nos previene de la osteoporosis (pérdida de masa ósea).
  • Contribuye a evitar enfermedades del corazón.

Sigue estos consejos, además, te ayudarán a no engordar y mantener un peso saludable:

  • Consume todos los días verduras, hortalizas, cereales, pan y fruta fresca.
  • Toma legumbres al menos 2 veces a la semana.
  • Toma aceite de oliva como principal grasa de la dieta. 
  • Una fuente de calcio como la leche, yogures o quesos bajos en grasa al día es imprescindible para favorecer la mineralización ósea y prevenir la osteoporosis.
  • Come pescado varias veces a la semana, blanco y azul.
  • No abuses de las carnes animales muy grasas. Escoge la carne magra (sin mucha grasa) y tómala 2 ó 3 veces a la semana. Consume carnes grasas (rojas, embutidos, tocino,…) ocasionalmente, solo alguna vez al mes.
  • Modera el consumo de dulces, pastelería, bollería industrial y de fast food.
  • Evita el consumo de alcohol. Éste, además de engordar, nos evita descansar debidamente y afecta a nuestro estado de ánimo.

Comienza el día con un buen desayuno, continúa con una comida ligera y termina con una cena sencilla, después de una merienda equilibrada.

Si sigues estos consejos en tu dieta diaria, junto con la práctica de deporte o ejercicio físico, al menos 30 minutos al día, tu salud, tu cuerpo y tu mente te lo agradecerán.

Si lo que necesitas es una dieta específica para ti, en nuestra farmacia podemos asesorarte, no dudes en visitarnos.

Cómo actuar si padeces síntomas leves de COVID-19

Empezar a notar síntomas como fiebre, dificultad respiratoria o tos pueden ser un aviso de que el coronavirus ha llegado a nuestro organismo. Es muy importante mantener la calma y saber cómo actuar para controlar la situación y ayudar también a las personas que conviven con nosotros.

Hoy compartimos con vosotros estas recomendaciones elaboradas por el Ministerio de Sanidad para sobrellevar la situación de la mejor manera posible y evitar el contagio a todas las personas que convivan con nosotros, en caso de sospechar ser positivo:

  • Deberás aislarte dentro de tu habitación, mejor si cuentas con un baño individual. Deberás mantener la puerta cerrada e ir abriendo la ventana para ventilar. Si no es posible aislarte de esta manera, tienes que mantener la distancia con el resto de personas de 2 metros y extremar la higiene. No compartir toallas, cubiertos, platos…
  • Asegúrate que dispones en todo momento de algún dispositivo móvil con el que poder ponerte en contacto con tus amigos y familiares. Este momento es difícil pero debes aprovechar los beneficios de las nuevas tecnologías para estar animado.
  • Los síntomas de la enfermedad COVID-19 suelen ser progresivos, pero si empiezas a sentir una sensación de falta de aire debes llamar al 112. Recuerda que cada comunidad autónoma ha habilitado diferentes teléfonos para llamar y gestionar los casos positivos de COVID-19.
  • En el caso de tener fiebre puedes tomar paracetamol para controlarla, siempre siguiendo las indicaciones que te dé tu médico de cabecera. Recurre a paños húmedos en la frente o duchas templadas para ayudar a controlar la temperatura de tu organismo. Recuerda beber agua de manera frecuente y, en la medida de lo posible, ir levantándote y moviéndote por la habitación.
  • Sigue con las medidas higiénicas básicas como lavarte las manos de manera frecuente y usar mascarilla.

Las Autoridades Sanitarias recomiendan seguir con el aislamiento durante mínimo 14 días después del inicio de los síntomas y siempre y que el cuadro clínico se haya resuelto.

Consejos para llevar mejor el confinamiento

Tenemos por delante varias semanas de esfuerzo, creatividad, y muchos cambios debido al confinamiento. Sea la circunstancia que sea en tu ámbito laboral, el estado de alarma en España provoca que no puedas salir de casa más que lo imprescindible. Y esto afecta a nuestra rutina.

Es probable que el agobio, la frustración y el inconformismo formen parte de tu día a día en este confinamiento obligado en casa, y es algo normal. No haber decidido esta situación es suficiente para que tu mente empiece con estos pensamientos negativos. Pero no te preocupes, desde Farmacia Putxet queremos compartir contigo algunos consejos para sobrellevar la cuarentena y sacarle el máximo partido a estos días.

¡Muy atento!

  1. Crea una rutina para tu día a día. Trabajes, tengas los peques en casa o estés jubilado es importante que tengas una rutina. Levántate siempre a la misma hora y mantén unos horarios de comidas que te permitirán organizar mejor tus días.
  2. Respeta el espacio de tu familia. Estar encerrados en casa no quiere decir pasar las 24 horas juntos, y esto es importante para la salud mental de todos los miembros de la familia. Deja que tus hijos jueguen en su habitación y respeta el espacio de tu pareja para que todos podáis trabajar en vuestro crecimiento personal, realizar las tareas de teletrabajo y también pasar tiempo juntos. Una rutina os ayudará a diferenciar estos horarios y tener vuestro espacio juntos y también separados.
  3. Aprovecha para cuidar aún más tu dieta. Opta por elaborar un menú semanal, como si fuera una semana normal. Incluyendo todos los grupos de alimentos y fijando unos horarios para hacer pausas o comer. Además, si no compráis ultraprocesados evitaréis picar entre horas.
  4. Sigue respetando las medidas preventivas de higiene. Y si alguno de los miembros de la familia necesita salir para comprar comida, trabajar, pasear a nuestra mascota o ir a cuidar de algún familiar, todavía más. Es muy importante lavarnos muy bien las manos con agua y jabón, cada vez que venimos de la calle, cada vez que vamos a cocinar o cada vez que vamos al baño.
  5. Que no falte el positivismo. Piensa que estás ayudando a erradicar un virus que podría hacer mucho daño a personas más vulnerables. Aprovecha las oportunidades que nos brinda la tecnología para seguir en contacto con tus familiares y amigos más cercanos.
  6. Ejercicios en casa. ¡Imprescindible! Estar de cuarenta en casa puede ser la excusa que nos faltaba para llevar un estilo de vida 100% sedentario. No, no y no. Aprovecha para hacer ejercicios en casa, bailar, practicar yoga… en definitiva, moverte y estirar tus músculos.

Si todos ponemos de nuestra parte lograremos frenar la curva.

Mitos sobre el cáncer

El cáncer durante todo el año 2019 afectó a 277.234 personas y es la causa de muerte de 300 personas en el día en España. Sin ningún tipo de dudas, el cáncer es una de las principales enfermedades en territorio nacional. En Cataluña se espera que en 2025 haya unos 39.000 casos de cáncer, 1.800 más casos que los que se esperan para este año.

 

Con estos datos nos damos cuenta de la importancia que tiene una buena prevención del cáncer. Pero estos datos también facilitan que haya muchos mitos y creencias incorrectas sobre esta enfermedad. Hoy os  explicamos algunos de ellos:

 

  • El consumo de azúcar no potencia el crecimiento del cáncer. Existen varios estudios sobre la relación entre el consumo de azúcar y diferentes tipos de cáncer, pero ninguno de ellos es vinculante. Lo que sí es importante saber es que el sobrepeso y la obesidad son factores de riesgo ante algunos tipos de cáncer. Del mismo modo, no hay ninguna evidencia científica sobre que el consumo de edulcorantes artificiales esté relacionado con riesgo de cáncer.
  • Según los últimos estudios, los cables de alta tensión no provocan cáncer. Estos cables emiten energía eléctrica y magnética, que son fácilmente debilitadas o bloqueadas por objetos como las paredes.
  • Los microondas emiten radiaciones no ionizantes y estas no provocan alteraciones en el material genético de nuestro organismo. Por lo tanto, utilizarlos o no no tiene ningún tipo de relación con el cáncer. El uso de dispositivos móviles como los teléfonos tampoco tiene ninguno evidencia científica de favorecer la aparición de cáncer.
  • Las plantas medicinales, por sí solas, no tienen ningún efecto curativo definitivo sobre el cáncer. Ahora bien, podemos combinarlas con tratamientos convencionales para ayudar a mejorar y reducir algunos efectos de la enfermedad y el tratamiento.
  • El uso de antitranspirantes no provoca problemas de salud más graves que las reacciones alérgicas en pieles sensibles. Su uso es seguro y no presenta ningún riesgo ni favorece el cáncer.
  • El cáncer no se puede contagiar. Se trata de una mutación genética y, por lo tanto, no se puede contagiar como las dolencias procedentes de un agente *transmisor como los virus, las bacterias o los parásitos.

 

Recuerda que ante cualquier duda, el mejor que puedes hacer es acudir a tu médico de confianza y resolver tus preguntas. ¿Los conocías todos?  ¿Sabes alguno más? ¡Lo queremos leer!

¿Ya no sabes qué hacer contra los constipados?

En pleno invierno nos encontramos de pleno con los constipados, la gripe, la tos y los mocos. ¡Como si fuera poco!  La gripe y el constipado son provocados por virus y no se pueden tratar con antibióticos, solo podemos tratar los síntomas. En nuestra farmacia encontrarás un amplio abanico de productos que alivian los síntomas, como por ejemplo los antitusígenos, los mucolíticos, los analgésicos, los antipiréticos, etc.

Todos estos tratamientos pueden ser complementados a través de remedios naturales, que es de lo que os vamos a hablar hoy. El primer paso que debemos conocer es que una correcta hidratación es fundamental. Beber líquido en abundancia es útil para prevenir la sequedad que irrita la nariz y la garganta, también fluidifica el moco y hace que sea más fácil su eliminación. Si los líquidos que aportamos al organismo son calientes, nos proporcionarán más beneficios.

 

¿Qué remedios naturales me pueden ayudar con el constipado?

  • El jengibre tiene propiedades analgésicas, antipiréticas y antibacterianas. Hacer una infusión con una cucharada de jengibre fresco picado y 200 ml de agua hirviendo nos mejorará el malestar.
  • El ajo es rico en alicina, una sustancia con propiedades antisépticas que ayudan al cuerpo a combatir la gripe y otras infecciones. Podemos preparar infusiones con ajo picado, miel y limón.
  • La miel es un expectorante natural y es útil para combatir las infecciones de garganta, por sus propiedades antisépticas. La podemos añadir a las infusiones, pero recuerda que son ricas en azúcar, por lo que hay que controlar su consumo o optar las que son bajas en azúcares.
  • La vitamina C es un poderoso antioxidante que optimiza el funcionamiento de las células que combaten las infecciones al estimular la producción de los neutrófilos, el tipo de glóbulo blanco más común que defiende el cuerpo de las infecciones bacterianas. La encontramos en frutas como la naranja, la mandarina, el limón, la granada o el kiwi.
  • La granada es rica en antioxidantes y ácido fólico. Muy efectiva reforzando el sistema inmunológico y aumenta la resistencia al contagio del virus de la gripe.
  • Las inhalaciones con eucalipto nos ayudarán a abrir las vías respiratorias y a aliviar la irritación de garganta, además de favorecer la expectoración. Para prepararla, coloca agua hirviendo con unas hojas de eucaliptos, pon una toalla sobre tu cabeza y aspira el vapor.
  • Por último, no podíamos olvidar las infusiones con tomillo para ayudar a prevenir el constipado, ya que es antiséptico y expectorante.

 

Prueba nuestros consejos y ¡vuelve a respirar bien!

Vigila con los excesos de azúcar estas Navidades

¿Sabías que el exceso de azúcar, sal y grasas está detrás de 1 de cada 5 muertes en Cataluña? Mantener una dieta elevada en estos indicadores es un riesgo para nuestra salud, y es algo que debemos controlar. Con las fiestas de Navidad tan cerca, no queremos dejar de recordaros que los excesos navideños también tienen sus consecuencias y debemos ir con cuidado.

Por ello que, os dejamos con algunos consejos para no caer en las tentaciones y mantener una dieta saludable también en Navidad:

  • No te saltes ninguna comida, no hay que llegar a la celebración con ansiedad o más hambre del normal. Aprovecha las comidas “sin celebración” para mantener una dieta variada y saludable. Opta por cremas calientes de verduras, purés, caldos, ensaladas o platos con pescado y carne, pero siempre acompañados de verduras y legumbres.
  • Evita las bebidas azucaradas. La mejor bebida para acompañar las comidas es el agua: con los refrescos, además de ingerir cantidades excesivas de azúcar, también te hincharás y no disfrutaras de las comidas.
  • Ojo con el alcohol, entre cava, vino y licores puedes llegar a ingerir muchas calorías sin darte cuenta. Un par de copas de vino y una de cava es un límite aconsejable. Los licores y vermut son azúcar puro, mejor evitarlos.
  • Aunque sea tentador, sé prudente con los polvorones, turrones y postres azucarados. Te recomendamos que sirváis también postres saludables, como brochetas de fruta o yogur natural con toppings de distintas frutas.
  • Coge un plato y sírvete todo el que quieras comer. De este modo serás consciente de las cantidades que ingieres y será más fácil moderarte, ya que si no irás picando sin controlar las cantidades.
  • Toma con mucha moderación los que sean de hojaldre o similar, los que tengan salsas (mayonesa, bechamel, salsa rosa…) y los embutidos y quesos curados.

Si notas tu sistema digestivo  sobrecargado por el exceso de grasas, azúcares y alcohol, te recomendamos que tomes un depurativo hepático, alargando su toma hasta unos días después de navidades para garantizar su efecto.  Si con el cambio de hábitos te cambia la regularidad intestinal, te  recomendamos un suplemento a base de fibra: los probióticos o las enzimas digestivas son la mejor solución.

Recuerda que puedes visitarnos para comentarnos cualquier duda, estaremos encantados de ayudarte.