colageno-putxet

¿El colágeno es tan importante?

En la televisión, en el supermercado, incluso en el médico escuchamos hablar sobre el colágeno y su importancia en muchos ámbitos de nuestra salud: piel, huesos, uñas… Sin duda, es una de las partículas que más están de moda en estos tiempos. Pero, ¿realmente es tan importante?

¿Qué es el colágeno? 

El colágeno es una proteína que representa más del 30% del total de las proteínas que forman parte del organismo de los mamíferos, hecho que la convierte en una de las más importantes, por no decir la que más.

Su importancia radica en que genera fibras muy resistentes y flexibles.. Estas forman parte de numerosos tejidos de nuestro cuerpo: articulaciones, ligamentos, huesos, tendones, cartílagos, músculos, piel, vasos sanguíneos, córnea, encías, uñas y cuero cabelludo.

El estrés, una mala alimentación, la polución ambiental, el paso de los años o el desgaste producido por el ejercicio son algunos de los agentes que afectan negativamente a la salud. Como consecuencia, encontramos la aparición de arrugas, la pérdida de elasticidad de la piel, la caída del cabello, un aumento en la fragilidad de las uñas…

¿De dónde se origina el colágeno? 

El cuerpo tiene capacidad de fabricar colágeno, pero con el paso del tiempo esta capacidad se reduce. A partir de los treinta años nuestro organismo empieza a generar la mitad que en la adolescencia. En el caso de las mujeres, esta pérdida se incrementa después de la menopausia, ya que el colágeno está íntimamente ligado a los estrógenos. Además, el estrés oxidativo, resultado de un exceso de radicales libres derivados del metabolismo del cuerpo, del estrés, la contaminación, exceso de sol, falta de sueño, medicamentos, estimulantes, y una alimentación pobre en vitaminas, minerales y colágeno natural, favorecen la degradación de colágeno, y aceleran el envejecimiento, la inflamación y la pérdida de flexibilidad de los tejidos y articulaciones de que forma parte.

Para ayudar a hacer que nuestro organismo forme más colágeno de manera natural, hace falta que le damos los alimentos necesarios para producirlo. El cuerpo necesita 3 componentes básicos para fabricarlo: proteína, vitamina C y magnesio.

Una alimentación pobre en vitaminas, minerales y colágeno natural favorece la degradación de esta proteína y acelera el envejecimiento, la inflamación y la pérdida de flexibilidad de los tejidos y articulaciones de que forma parte.

 Complementos con colágeno

Hay diferentes formas de complementos de colágeno al mercado. El colágeno oral en píldoras, cápsulas, polvo o en forma líquida, de origen porcino, vacuno o marino, promete ayudar con la artritis, el exceso de peso, la construcción de músculos y el rejuvenecimiento de la piel.

Estos complementos actúan a la capa más profunda de la piel, la dermis, y mejoran la hidratación y estructura. ¡Consultanos en la farmacia para más información!